Buscar
  • Demy López

Disfruta de tu ropa, para disfrutar de tu trabajo.

Escrito por Estefanía Córdova

@niacordova



Una de las experiencias más arduas para una persona es llevar sus días realizando una actividad que no le satisface, es una frustración que puede llegar a causar estragos tanto físicos como mentales a un nivel impresionante.


Pensamos que el mejor consejo que podemos escuchar es: sal de ahí y busca lo que te apasiona, encuentra ese lugar en donde te sientas pleno y explora un nuevo camino. Lamentablemente, muchas veces esto no es una opción viable o un cambio tan fácil de realizar ya sea por necesidad, metas o sueños trazados que nos llevan a mantenernos en esa posición.


Sin embargo, una vez que tomamos la decisión de permanecer en determinado trabajo lo mejor que podemos hacer es que nuestra estancia sea lo más saludable y fructífera posible... Hay que dar soluciones a las situaciones.


Los seres humanos tendemos a auto sabotearnos constantemente y provocar que las circunstancias sean más pesadas de lo que aparentan y de repente nos encontramos descargando toda esta energía mal canalizada hacia otras áreas de nuestra vida perjudicándonos severamente.


Lo más importante frente a este tipo de situaciones es empezar por “aceptar la realidad” es decir, saber en dónde estamos parados, para que y por qué. Y desde ahí empezar a tomar acciones que nos lleven hacia un recorrido más ameno.


Uno de los factores que más influyen para modular nuestro estado de ánimo, aumentar la productividad y sobre todo liberar energía mental en nuestro trabajo es: la ropa que vestimos.


La moda es una forma de expresión que transmite quienes somos realmente y cuando te gusta tu imagen hace que te llenes de energía, entusiasmo, seguridad y sobre todo fuerza. ¿Alguna vez te has vestido mal y te has sentido bien? o ¿Te has vestido bien y te has sentido mal? Es prácticamente imposible.


Es por esto que, tomando como idea central la ropa como una herramienta fundamental para transformar tu imagen y ánimo. Caemos en la pregunta… ¿Por qué no llevar esta arma a tu área de trabajo y utilizarla para cambiar tu panorama?


Con el fin de incorporar nuevos elementos para vencer el tan fuerte síndrome del OMT te comparto algunos consejos que te ayudarán a crear una mentalidad y filosofía de éxito en tu trabajo mediante tu imagen:


  • Primero, el cuidado personal: no solo por higiene y salud sino porque una persona con una apariencia impecable inspira confianza, da credibilidad hacia clientes y compañeros y sobre todo porque al verte cada mañana sentirás una inspiración para dar nuevos pasos. Recuerda que aunque el cambio viene desde adentro siempre es un buen paso consentirnos desde afuera.


  • Personaliza tu uniforme: básico para sentirnos cómodos en una prenda es que nos horma a la perfección, si utilizas alguna vestimenta obligatoria (y aunque vistas prendas habituales) encárgate de visitar a un sastre para que realice los ajustes necesarios y tus prendas se amolden cómo debe ser a tu figura. De esta manera no solo tu ropa lucirá cuidada e impecable y si no que te sentirás radiante.


  • Aprovéchate de los accesorios: una de las mejores formas para dar nuestro toque personal a la vestimenta de trabajo y sobre todo para divertirnos es utilizar tus accesorios favoritos. Implementarlos en áreas donde sean visibles fácilmente es la mejor manera de hacerlos lucir; aretes, pulseras, anillos, relojes, mascadas y diademas son las armas para individualizar tu atuendo, sin utilizar más de tres a la vez para evitar caer en el exceso.


  • Los zapatos hablan: tenemos la mala costumbre de utilizar cualquier calzado para trabajar o limitar los modelos que más nos gustan para salidas importantes o el fin de semana pero ¿Has pensado que pasas 5 días de 7 en tu área de trabajo? Déjame decirte que un buen atuendo no es nada sin los zapatos correctos así que invierte un poco más para comprar algunos pares que te fascinen, vayan de acuerdo a tu labor y reserves especialmente para esta actividad; te aseguro que sentirás un gran cambio al caminar con más estilo.


  • El perfume es la clave: el complemento invisible para cualquier prenda es un buen perfume. Al igual que con los zapatos muchas personas suelen utilizar las fragancias para ocasiones especiales y cuando hablamos de trabajo se puede considerar esencial el portar un aroma que nos identifique y nos haga sentir bien. Busca algo que sientas tuyo y anheles portar todo el tiempo, ten en cuenta que nuestro olor es parte importante de nuestra identidad, afecta nuestras emociones y por consecuencia nuestro desempeño laboral.


  • Básicos para todos: si es complicado para ti vestir diferente todos los días es preferible que inviertas en prendas básicas que ayudarán a crear un sin fin de atuendos. Un buen blazer o chaqueta que te hará lucir elegante, una camisa blanca te dará un aspecto tan pulcro como chic dependiendo el estilo que le des, el clásico vestido negro que no sea muy entallado y del largo adecuado, un pantalón recto de una buena tela siempre es favorecedor para cualquier persona y por supuesto un abrigo o gabardina inolvidable.


  • Extras y más extras: podemos lograr looks espectaculares pero hay ciertos detalles que nos pueden derrumbar nuestra imagen ¡No dejes que te pase! Recuerda que… Debes evitar las arrugas y la falta de botones en todas tus prendas, el cuidado de tus uñas es muy importante porque todo mundo observa tus manos, los calcetines deben ser largos de preferencia de lycra y combinar con tus zapatos, de igual manera el cinturón también debe hacerlo sin importar que vistas sport, mantén tu ropa y calzado siempre en buenas condiciones acudiendo a la tintorería cuando sea necesario y dándole el cuidado adecuado en casa.


Tal vez no todas las personas son expertas en moda pero algo seguro es que es una de las manifestaciones más grandes de nuestra esencia y debemos aprovecharla para hacer una diferencia que nos lleve al lugar donde queremos estar. Debes vestirte como la persona que quieres llegar a ser, toma un tiempo para realizar una introspección y piensa que es lo que quieres expresar y cómo quieres sentirte en tu día a día y trabaja sobre ello.


La mente es el arma más poderosa que tenemos para lograr cualquier cosa que nos propongamos, aprende a visualizarte y motivarte. Qué mejor manera de exteriorizar todo aquello que queremos lograr que mediante nuestra imagen.


Has de tu atuendo un impulso para ser mejor todos los días, y terminarás siéndolo.


Estefanía Córdova

@niacordova


Estefanía es experta en moda y le gusta inspirarte con ideas de outfits para todas las ocasiones. Cree en la importancia de vestirte como puedas, con lo que tienes, en dónde estés.


Visita su Instagram para inspirarte y encontrar un estilo que te haga sentirte contento de cómo te ves.

41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 Demy López | Venciendo el Síndrome del OMT