Buscar
  • Demy López

El miedo a ganarlo todo

"Todos aman la innovación, hasta que les afecta a ellos. El mayor obstáculo que enfrentan los modelos de negocio innovadores no es la tecnología: somos nosotros los humanos y las instituciones que nos rodean. Ambas son obstinadamente resistentes a la experimentación y al cambio.”Saul Kaplan, Business Innovation Factory


Procesos, productos, talento y estructuras consolidadas, que gritan con orgullo los más de 25 años que tienen en el mercado… haciendo lo mismo. ¿Cómo puedes estar orgulloso de eso? Pena debería de darnos que estemos tanto tiempo parados en el mismo punto de nuestra vida, si, más clientes, más grandes, más procesos, pero al fin de cuentas: nunca cambiamos, crecemos a un ritmo cauteloso. O como un conocido alguna vez dijo –Mejor dile evolución, no quiero creer que esto es un cambio–.


El cambio vamos a entenderlo como un giro de 180°, como un crecimiento o una contracción súbita, no como algo paulatino o gradual. El cambio solamente sucede cuando decides tomar otro camino, no sé si mejor, más bonito o menos escabroso, pero uno por el que nunca has andado. Un camino que te invita a la dulce sinfonía de lo desconocido. Y ahí es cuando tu cuerpo se paraliza de miedo: cuando hablamos de lo desconocido.


Esta epidemia que ataca tanto a empresas como a individuos, nos limita de desatar nuestro potencial creativo que este mundo tan cambiante necesita. Los mercados, las personas, las relaciones, ¡Todo cambia! Por lo que no comprendo lo que nos invita a mantenernos en la misma línea, ¿Es acaso la comodidad? ¿El recuerdo de algo perdido? O peor aún, ¿La mediocridad?


Pero, ¿Por qué el miedo al cambio? Conforme me he desarrollado en este campo, me he dado cuenta que este fenómeno no sólo está en directivos, también está en diseñadores, embajadores de marca, gerentes comerciales… y lo peor: en los atrevidos y creativos mercadólogos.


El miedo a intentar algo nuevo porque no sé si soy bueno, el miedo a desechar algo que sabemos que no sirve porque no sé qué haré sin eso, el miedo a despachar a alguien que no cumple objetivos porque “más vale malo por conocido que bueno por conocer”, el miedo a buscar nuevas áreas de negocio porque “qué tal si a nadie le gusta” y por sobre todas las cosas: el miedo a ganarlo todo… El miedo a ganarlo todo porque sin estas ideas, yo ya tengo mucho. ¡Pum!


La clave de la innovación y de tener crecimientos súbitos, radica en la capacidad de soltar nuestras cuerdas y lanzarnos al vacío del cambio. Vence un miedo, conquista un sueño, crea un producto nuevo, desházte de ese antiguo modelo de negocio, actualízate, estudia algo nuevo, cambia todo lo que conoces por lo desconocido.

Yo quiero ser la persona de más de 25 años que alguna vez perdió todo sólo para poder ganar lo desconocido.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 Demy López | Venciendo el Síndrome del OMT